jueves, 8 de noviembre de 2012

Bill Carrothers - Excelsior (2011)


Bill Carrothers (Piano)

Grabado los días 18 y 19 de Octubre de 2010, en Studio La Buissonne, Pernes Les Fontaines (France).

Bill Carrothers da en las notas de carpetilla una hermosa y poética explicación de la génesis de su nueva grabación: “Excelsior es (...) un rústico y hermoso pueblo totalmente rodeado de árboles, ya pasado de moda, a orillas del lago Minnetonka. Entre 1925 y 1973 contó con un increíble parque de atracciones junto al lago (...). Aparte de eso no hay nada especial en Excelsior, nada excepcional que yo sepa. No tiene el primer o el último nada, ni el mayor o el menor, ni el único ni el más famoso nada (...). Excelsior podría ser cualquier pequeño pueblo en los Estados Unidos, solo que este “cualquier pueblo” es el mío (...). Fue un lugar increíble para crecer”.

Pues bien, ese mismo tono nostálgico, tan propio de las rememoraciones de tiempos ya lejanos, y que camufla su mirada fundamentalmente amable tras la asunción de la perfecta vulgaridad del objeto recordado, se corresponde exactamente con el tono de la música contenida en Excelsior. Bueno, no del todo. Porque la grabación está atravesada por el hálito fantasmal que se adueña de la música de Carrothers cuando no lo hace su vertiente más abiertamente humorística y juguetona, lo que dota al resultado del velo brumoso de la nostalgia, sí, pero también de un punto de oscuridad, de un ominoso y amenazador trasfondo, quizá no abrumador pero sí, al menos, inquietante. Que este aficionado agradece, y que enriquece considerablemente la capacidad de fascinación de la propuesta.

También explica Carrothers cómo se enfrentó a la grabación: “Por primera vez en mi carrera, y con bastantes nervios, entré en el estudio sin nada de nada. Sin temas, sin estructuras armónicas, sin planes de ningún tipo, sin siquiera un pedazo de papel en el bolsillo. Solamente quería meditar al piano, teniendo en mente a Excelsior, lo que significó para mí de niño y lo que significa ahora, ya adulto. Por ello los cortes en este cd fueron creados de manera espontánea, y se presentan sin alteración ni edición de ningún tipo”. Sorprende, por tanto, al escuchar Excelsior, el acabado formalmente perfecto de las piezas, tal que cuesta creer que son totalmente improvisadas... por muy estructuralmente sencillas que sean (que lo son).

Excelsior es una coqueta delicia, un sorprendente, humilde y gozoso paseo por ese pueblecito a orillas del lago Minnetonka, filtrado por la mirada cariñosa de Bill Carrothers hacia su niñez en él. (Ricardo Arribas)

01. Wild Rose Lane 3:09
02. Trees 4:03
03. Amusement Park 3:01
04. The Commons 3:52
05. Holy, Holy, Holy 3:17
06. Lake Minnetonka 3:35
07. Bike Ride 3:25
08. Soda Fountain Happiness 2:52
09. Water Street - Summer 5:24
10. Water Street - Winter 5:19
11. Excelsior Bay Fireworks 4:44
12. Whoville 2:55
13. Goodbye Carousel 1:49
14. Cemetery On The Hill 4:37
15. Bygone Era 4:23
16. Excelsior In a Dream 4:04

Domi
(Me encanta la portada)

Bike Ride

1 comentario:

Roberto - Fotógrafo de jazz dijo...

he de admitir que este pianista me tiene bien enganchado! Que disco más bello!